TPV

TPV a medida: ¿Es realmente la mejor opción para mi negocio?

Aunque existen diferentes tipos de TPV ajustados a las necesidades de las principales formas de negocio, es normal que surja la inquietud respecto a la viabilidad de comprar un equipo a la medida, es decir que ofrezca el nivel de personalización adecuado al perfil.  ¿Qué tan conveniente es esto? Ahora los detalles.

Ventajas y contras de adquirir un TPV a medida

La amplia variedad de opciones disponibles al momento de incorporar un Terminal Punto de Venta, reviste muchas dudas e inquietudes, una de las más comunes viene de la mano de determinar el nivel de personalización que verdaderamente se requiere. 

Pese a que sobren más de 10 beneficios de usar un TPV táctil disfrutar de ellos obliga a elegir primeramente el software adecuado, razón por la que gran parte de los propietarios se aboca a optar por equipos desarrollados a medida y no alternativas predeterminadas para  su sector. 

¿Por qué invertir en un TPV adaptado al negocio?

Antes de pasar a conocer las razones para instalar terminales de venta a la medida, conviene entender muy bien qué son estos programas. Se trata del software especialmente creado con la finalidad  de suplir requerimientos  específicos, por lo que ofrece un nivel total de personalización.

Este punto, es el que le hace diferenciarse de los otros dos tipos de programas presentes en estos equipos: los genéricos y los sectoriales o específicos. En los primeros, su creación está destinada a ofrecer funcionalidades capaces de cubrir las necesidades básicas de los negocios indistintamente del sector. 

De acuerdo a ello, el grado de personalización es nulo o muy básico, algo parecido a lo que sucede con los segundos, donde el nivel de ajuste al perfil del negocio está presente solo que bastante limitado. 

TPV a la medida, la solución cuando se quiere personalización total

Considerando lo antes mencionado, es fácil deducir que un terminal a la medida resulta la opción más lógica en negocios con procesos operativos no estandarizados en el sector donde se mueven,  o en su defecto, que disponen de muchas particularidades. 

En palabras más simples, se recomienda en el particular de empresas o negocios en los que la posibilidad de adaptación a lo estándar, compromete el aprovechamiento del tiempo y los recursos, resultando poco eficaz. 

Puntos a favor de escoger software TPV a medida

Cuando el nivel de adaptación se convierte en la prioridad, los TPV a medida representan la herramienta adecuada para abarcar cada singularidad del negocio. Esta clase de software ofrece la ventaja de incluir las funcionalidades precisas que permitan el total control sin comprometer el empleo máximo de los recursos.

Posibilidad de crecer 

Siendo a la medida, el TPV se adecua a un sistema de implementación escalable, es decir, siendo diseñado según las necesidades del negocio, ofrece la opción de crecer a la par del mismo, dejando abierta la posibilidad de agregar funcionalidades. 

Un único programa

Al ser diseñado para un negocio en concreto, el TPV a medida implica la plena consolidación de la información, los datos son actualizados y almacenados en un solo lugar, eliminando la necesidad de contar con programas adicionales de gestión de ventas u otro stock.

¿Qué aspectos valorar al momento de adquirir una solución a medida?

Aprovechar las ventajas que ofrece un TPV a medida requiere delimitar primero las especificaciones del negocio, esclareciendo detalladamente tanto las necesidades como las acciones que se pretenden gestionar y los procesos que se desean agilizar.

Por otra parte, será indispensable hacer del conocimiento de los diseñadores, si se esperan crecimientos y a qué plazo aproximado. Finalmente, resultará clave evaluar el presupuesto disponible, ya que de ello dependerá la clase de programa al que se tendrá acceso. 

¿Posibles desventajas de un software TPV a medida? 

El tiempo de desarrollo, así como los elevados costes de creación y mantenimiento son los puntos en contra que acarrea la inversión en un terminal a medida; su adaptación demanda esfuerzo y a diferencia de los genéricos y sectoriales, requiere pagar más por un espacio de almacenaje en la nube.